Misión, visión y valores

Grupo PEHSU Murcia

PEHSU Murcia: las personas

MISIÓN, VISIÓN Y VALORES

Misión

La misión de la Unidad de Salud Medioambiental Pediátrica es proteger la salud y el medio ambiente de los niños desde la etapa preconcepcional hasta el final de la adolescencia. Trabajamos para reconocer, evaluar y manejar las enfermedades y los riesgos medioambientalmente relacionados con la infancia en la Región de Murcia, España, resto de Europa, América Latina y el Caribe así como proporcionar educación, entrenamiento e investigación en Salud Medioambiental Pediátrica.

Visión

Convertir nuestro centro en referencia Regional, Nacional e Internacional del cuidado en la excelencia en Salud Medioambiental Pediátrica basado en las buenas prácticas y mejora de la calidad medioambiental y de vida de los niños, sus familias y comunidades en las que viven.

Valores

    Justicia medioambiental. Todos los niños con enfermedades medioambientalmente relacionadas tienen derecho a una cuidadosa historia clínica medioambiental que les ayude a mejorar su calidad medioambiental y de vida.

    Respeto mutuo y conciencia de los límites. Nosotros solos no podemos. Es necesario trabajar en equipo con otros profesionales biosanitarios y no biosanitarios. Crear puentes, dar y exigir para alcanzar nuestro horizonte y visión compartida.

    Empoderamiento. Ayudamos a crear una cultura que anima a los grupos sociales y colectivos ciudadanos a contribuir y participar en los objetivos de la organización.

    Responsabilidad. Asumimos responsablemente nuestros comportamientos y resultados.

    Positivismo. Aprendemos de los errores y los incorporamos como modelo de innovación.

    Humildad y generosidad. La salud medioambiental pediátrica se construye con la suma de ‘pequeños pasos’, pequeños logros. Trabajar para crear ambientes más saludables para infancia exige dosis extras de generosidad bien entendida en los profesionales de la salud.

    Transparencia. Decidimos ser claros y honestos en cada una de las actividades desarrolladas, sin ocultar problemas, situaciones difíciles o inconvenientes presentados en el desarrollo de las mismas. Enfrentarnos con valor a nuestros defectos, buscando la manera más eficaz de superarlos, con acciones que nos lleven a mejorar todo aquello que afecta a nuestra personas, equipo y como consecuencia a nuestros semejantes, rectificando cada vez que nos equivocamos y cumpliendo con nuestro deber en las labores grandes y pequeñas sin hacer distinción.

Los comentarios están cerrados.