Nuestros Programas

La madre naturaleza nos transforma constantemente y modula el estado del BALANCE SALUD-ENFERMEDAD.
Podríamos reconocer la salud como el estado opuesto al de la enfermedad. Nosotros para un estado de bienestar físico, psiquico y social necesitamos una serie de materias y combustibles básicos que hacen posible la vida en su estado más óptimo: alimentos, aire, agua y emociones.
Sin alimentos podríamos vivir algunas semanas, sin agua algunos días y sin aire unos pocos minutos. Sin pensamientos y emociones algunos podrían vivir toda una vida.
El ser humano adulto cada día, inhala 15 kilos de aire, mientras absorbe unos 2 litros de agua, toma con la ingesta 1,5 Kg. de alimentos y lleva a filtración glomerular renal 180 litros diarios. De los 3 aportes externos, la interrupción del aire, es la que hace más rápidamente imposible la continuación de la vida. Sin alimentos podríamos vivir algunas semanas, sin agua algunos días y sin aire unos pocos minutos. Sin pensamientos y emociones sería imposible una vida humana digna, aunque algunos parecen vivir sin emociones toda la vida.
Combustibles básicos para la vida

    A lo largo de la vida de una persona, se inhalan unas 200 Toneladas de aire, que han pasado por sus pulmones, y a través de su superficie alveolar (si esta se extendiera sobre una superficie equivaldría a la de una pista de tenis reglamentaria). Ha ingerido 60 toneladas de alimentos a lo largo del sistema digestivo y unas 45 toneladas de agua. El garantizar un estado óptimo de estos 4 combustibles básicos para la vida son uno de los mejores regalos para la infancia. Somos lo que comemos, respiramos, bebemos y amamos. En una constante interacción con nuestro material constitucional y genético la madre naturaleza a través de estos combustibles básico para la vida determina quienes somos y lo que hacemos. De esta forma el garantizar un estado óptimo de estos 4 combustibles básicos para la vida son uno de los mejores regalos para la infancia. La madre naturaleza nos transforma constantemente y modula el estado del BALANCE SALUD-ENFERMEDAD.

    Los programas del Laboratorio de Entorno y Salud Humana (LENSAHU):

  1. La CASA DEL AIRE es un programa enfocado a la educación y fortalecimiento de la respiración y el contacto con la naturaleza.
  2. El REFUGIO DEL AGUA es un programa con el objetivo de educar sobre el agua y su relación en el binomio salud-enfermedad.
  3. LA CASA DE LOS ALIMENTOS es un programa con el objetivo de educar sobre la alimentación ecológica y crianza más natural en el binomio salud-enfermedad.
  4. El BOSQUE DE LAS EMOCIONES y LOS ÁRBOLES DEL PENSAMIENTO es un programa del Laboratorio de Entorno y Salud Humana sobre Neurociencia con el objetivo de estimular el ‘cableado’ creativo y la inteligencia emocional del cerebro en desarrollo. Cada cerebro se parece a otro como los árboles de un bosque, que aun siendo todos de la misma especie y en la lejanía parecer iguales, de cerca, en las pequeñas ramas e incluso en ramas principales, son claramente diferentes. El cerebro es una estructura con un infinito repertorio de mecanismos puestos en marcha pocos días después de la concepción que prosigue su construcción y reconstrucción constantemente y sumamente activa hasta el final de la adolescencia. Incluye actividades destinadas a niños sanos y con patología como déficit de atención, espectro alcohólico fetal, y contra la violencia de género con especial atención a la mujer embarazada, lactante y niños/as periodo de crianza

Los comentarios están cerrados.